Alfombras con látex

El empleo del Látex en la confección de alfombras, es una práctica bastante común en la elaboración de estos artículos.

La función que realiza el empleo de este material, no es otro que el de fijar las fibras o hilos a la base, sustituyendo a la tradicional unión.

Como todo material de origen «natural» su durabilidad y mantenimiento de sus propiedades es algo limitado. Debido a esto, con el paso del tiempo (según los casos que se nos han presentado, entre 4 a 8 años) comienzan a notarse esos deterioros en forma de aparición de un polvillo o arenilla debajo de la alfombra.

CAPAS_ALFOMBRA_LATEX
Click en imagen para ampliar

En este esquema, vemos las diferentes capas que forman una alfombra y el lugar en que se ubica la parte de Látex.

Este tipo de alfombras suele reconocerse por el  uso en su capa final (nº4) de una loneta o tela  gruesa que está adherida y que con el paso del  tiempo, al deteriorarse el Látex, esta presenta  unos embolsamientos característicos en forma de arrugas separadas de la base, lo que hace evidente una falta de adherencia por degradación.

En las siguientes imágenes, vemos con más claridad los deterioros que presenta una alfombra con 9 años de vida.

Photocamera Imagen nº 1
Muestra el tipo de alfombra en el que se encuentra el Látex.

Photocamera Imagen nº 2
Muestra la ubicación de Látex y su degradación.

Photocamera Imagen nº 3
Muestra con más amplitud y detalle, la degradación y perdida de Látex.

Photocamera Imagen nº 4
Muestra la aparición de arena o polvo producido durante el uso al ir deteriorándose el material.

Photocamera Imagen nº 5
Muestra con más detalle el polvo o arena que se desprende de la alfombra con suma facilidad.

Photocamera Imagen nº 6
Muestra desde otra perspectiva la aparición de arena o polvo producido durante el uso al ir deteriorándose el material.

1

2

3

4

5

6

Compartir este articulo ...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit
0Email this to someone
email
Print this page
Print

Dejar un comentario